Skip to content

Patología degenerativa

Espondilólisis

¿Qué es?

La espondilolisis es una de las causas de dolor de espalda entre los jóvenes. Se trata de una fractura por “sobrecarga”. Puesto que no es una fractura estructural grave, pueden continuarse las actividades normales.

Cuando se presenta dolor de espalda después de realizar deportes extenuantes de manera constante debe pensarse en la espondilolisis. Entre los más afectados por esta patología se encuentran los gimnastas y deportistas jóvenes que practican deportes con hiperextensiones lumbares. Un aspecto positivo es que parece ser más común en deportistas de élite.

Espondilólisis

En jóvenes es importante evitar la exposición a la radiación por rayos X siempre que sea posible. Aunque la mejor prueba para su diagnóstico es el TC, muchas veces la realización de radiografías oblícuas suele ser suficiente, reduciendo así la radiacción absorbida por el paciente.

Entre el 3% y el 6% de la población padece esta afección. Muchas veces, se diagnostica por casualidad y la mayoría de las veces no produce dolor de espalda.

El médico especialista puede solicitar un TC para evaluar el proceso de curación o planificar el tratamiento quirúrgico. Para ello, pueden ser útiles las exploraciones especializadas como las tomografías de emisión monofotónica (single-photon emission computed tomography, SPECT).

Muy pocos pacientes precisan una operación, ya que la fractura por sobrecarga suele curarse por sí misma.

Si no hay síntomas no es necesario ningún tratamiento. Evitar las hiperextensiones de columna puede ayudar a paliar los síntomas así como un periodo de descanso de deportes específicos. Puede retomarse el deporte una vez que la fractura se haya curado. Es importante mantenerse en forma con ejercicios funcionales mientras se cura la fractura por sobrecarga.

Un porcentaje elevado de las fracturas por sobrecarga se curan con el paso del tiempo. Incluso si no curan y no producen dolor, no se precisa tratamiento. Una espondilolisis sin dolor no es sinónimo de debilidad de la columna vertebral y no debería impedir volver a practicar deportes de impacto.

¿Quieres hacernos una consulta sobre la espondilólisis?

¡Te podemos ayudar!

  • Escríbenos
Información sobre tratamientos y citas